El Edificio de la Vergüenza II. La muerte ha llegado!

Foto Tila Cappelletto

Confinar una persona es un acto triste que presenciamos constantemente en nuestra sociedad. Saber que un ser humano se ve obligado a pasar una parte de su vida atrás de rejas, imaginando como será el sol en el mar y esperando que los días transcurran sin apenas soñar. ¿Cometieron delitos y son castigados? Sí, no obstante, no dice mucho a favor de nosotros.

Es muy triste ver un ser humano privado de la visión de las bellezas del mundo, aunque éste haya cometido algun delito. ¿Y si quién ahí está no cometió delito alguno? ¿Cómo se sentiría usted?

Los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE´s) ya no me causan tristeza. Lo que emana de mis sentimientos es rabia e incomprensión. Por un lado, la rabia de la injusticia, del maltrato, del descaso. Por otro, la incomprensión de la capacidad que tenemos las sociedades de utilizar las personas cuando las necesitamos, llamarlas, tratarlas con dignidad y, cuando ya no las necesitamos, transformarlas en marginales y propiciarlas tanto sufrimiento.

CIE de Aluche, Madrid

Los CIES´s son verdaderas cárceles, sin embargo, sin delincuentes. Una cárcel para personas honestas. Parece mentira, ¿verdad? Lamentablemente, no los es. Son personas marginalizadas por no poseer los papeles legales para permanecer en el país. Un hecho que legalmente incurre en una falta administrativa, con pena de multa de 500 euros. Sin embargo, hay un limbo legal que permite la permanencia del inmigrante, por un periodo de 60 días, mientras espera los trámites para su deportación.

Hace unas semanas he publicado un artigo con mi impresión, después de una visita a unos de estos centros. Mi desilusión e  infelicidad al ver lo que llamé de “El edificio de la vergüenza”, y la indignación en saber en qué condiciones viven tantas personas honestas. Falta de higiene, malos tratos, personal descalificado, falta de enfermeros, de médicos, instalaciones precarias. Son inúmeras las denuncias de ONG´s sobre los CIE´s que, muchas veces, están en peores condiciones que las cárceles. Eso es así pues al no estar considerados como “cárceles” (centros penitenciarios), no están regulados los derechos minuciosamente como sí lo están para los que están en una (donde sí se cometen delitos). Un vacío legal que permite al gobierno español tratar el asunto de la manera más barata posible. No sin consecuencias. Día 19 de diciembre de 2011 ha muerto una mujer por meningitis en el  CIE de Aluche, en Madrid. Se ha denunciado la ausencia de instalaciones médicas necesarias para tratar a quienes allí se encuentran retenidos. El pasado viernes ha muerto una persona más.  Idrissa Diallo, de 21 años, de Guinea Conakry, murió de un infarto en el CIE de la Zona Franca de Barcelona. Según algunas versiones, no fue atendido a tiempo.

Además de la falta de libertad, ahora añadimos un sufrimiento más, la muerte.

Ante este hecho, El periódico de Catalunya promueve una campaña de captación de firmas, con el objetivo de llegar al ministro del interior, Jorge Fernández Diez, el pedido de iniciar un proceso de reglamentación de los centros, para, al menos, mejorar las condiciones existentes.

Yo ya lo he firmado, ¿Y tú? Es rápido y fácil. Entre en el link del Periódico y en menos de un minuto ya habrá hecho tu parte.

Acerca de caysasilva

Caysa da Silva, 28 anos, nascido no Rio de Janeiro, Cidade maravilhosa. Ex jogador de futebol na Alemanha, estudante de jornalismo na Universidade Complutense de Madri, Espanha, jornalista freelance, colabora com a revista digital “lahuelladigital.com”, blogueiro de Sambaconflamenco. Entusiasta da vida, pronto para desafios. Caysa da Silva, 28 años, nacido en Rio de Janero, Ciudad maravillosa. Ex jugador de fútbol en Alemania, estudiante de Periodismo en Universidad Complutense de Madrid, España, periodista freelance, colabora con “lahuelladigital”, bloguero de Samaconflamenco. Entusiasta de la vida, listo para desafios. Dados personales: Nome: Caysa da Silva Sexo: masculino Idade: 27 Idiomas: portugués, espanhol, alemao, ingles
Esta entrada fue publicada en En Castellano, Opinião. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s